Preboda Rafa y Vicky

Sobre la Rambla y Arocena, erguido hace mas de un siglo, viendo la vida pasar se encuentra este imponente edificio. El sueño de Don Alfredo Arocena hecho realidad. Con pinceladas de Jacques Dunant, Gastón Mallet, Felix Elena y Charles Thay el mismísimo paisajista del barrio jardín y tantos, tantos otros que levantaron piedra a piedra entre días buenos, malos y regulares. Imitando los balnearios de las lujosas residencias europeas de principios del siglo XX, totalmente indiferente al art nouveau reinante en sus tempranos años de nacimiento. Clásico y barroco, pomposo, soberbio, imponente. Muerto y vuelto a resucitar, restaurado y re-inaugurado. Mas de un siglo de historias dentro de el y en sus alrededores, y él impávido viendo y escuchando todo.  Ésta es solo una de tantas historias de las miles que el ha visto en este tiempo.

Ayyy si las paredes tuviesen memoria, cuántos secretos nos contarían!! tendrán?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *